seudónimo de Joan Morros Valls

Mi  espalda  abierta,  una  ventana.    Prosa   Mi  abuelo

 
 

 
 
 
A x e l ,     s a b e s     a m a r
 
 
La pureza  de  fuego  donde  te  sumes
 
despierta  mucha  tristeza,  compañero.
 
Para  ser  adolescente  lo  primero
 
enséñate  a  ti  que  la  luz  es  morir
 
y  renacer  cada  día  y  sonreir
 
un  mañana  y  otro  más  con  las  nubes.
 
Como  a  ti,  alicaído  veo  al  mar
 
y  aún  así  se  levanta  para  soñar.

 
 
 
C a r l o s      y     A l i c i a
 
 
Son  de  tierra  vuestros  ojos  como  árboles
 
que  sostienen  a  los  pájaros  de  luz.
 
Por  suerte  para  la  Vida  estáis  aquí.
 
Ella  os  trajo  con  tormentas,  soles  y  lunas
 
para  que  el  tiempo  goce  con  vuestro  ser.
 
Pensáis  ahora  que  estoy  exagerando.
 
¿Acaso  el  tiempo  de  las  cerezas  no  es  hermoso?
 
Cuando  la  primavera  florece  allí  estáis,
 
junto  a  cada  nube  que  sonríe  en  el  cielo:
 
allí  donde el  espíritu  se  eleva
 
nos  invitan  vuestros  claros  sentimientos.
 
 
 
 

                                                                  Andreu  Peralba  i  Codina   (pare  de  lloguer,   veí,   amic).     Foto: Joan  Lladó  (1978)
 
 

[…]  Un  extraño  reflejado  en  el  espejo  llora  por  la  voz  de  un  niño  ya  casi  olvidada.  Sentado  junto  a  su  compañera,  el  viejo  me  mira  a  ratos  por  el  cristal  de  la  ventana  con  cierta  curiosidad.  ¿Habrá  tenido  alguna  vez  el  deseo  de  partir  bajo  este  mismo  cielo  rosa  como  un  mar,  el  pequeño  universo  de  la  aurora?

Si  cierro  los  ojos  aparece  el  día,  si  los  abro,  pesa  en  él  una  noche  interminable,  pues  la  perfecta  oscuridad  de  un  pequeño  túnel  es  una  pausa  necesaria  para  un  corazón  que  late  deprisa,  como  una  magia  para  comprender  todo  lo  demás.  Nada  pienso,  sólo  siento  el  nuevo  día  y  el  silencio  me  procura  las  palabras.  ¿Adónde  irán  las  carreteras,  los  cielos,  las  nubes,  los  vientos,  las  tempestades,  los  sueños?  […]